La Santa Biblia es la Palabra Inmutable y Viva del Eterno Dios          ¿QUE TENGO QUE HACER?

     

                       

2 Timoteo 4:3  Porque vendrá tiempo cuando ni sufrirán la sana doctrina;

antes, teniendo comezón de oir, se amotonarán maestros conforme

á sus concupiscencias,

 

Jeremías 9:6  Tu morada es en medio de engaño; de muy engañadores

no quisieron conocerme, dice Jehová.

 

                  “EN LA EPOCA DE ENGAÑO UNIVERSAL,

          DECIR LA VERDAD ES HECHO REVOLUCIONARIO”

                            Pastores Falsos

Ezequiel 34: 1-2

La biblia revela la crueldad hacia el rebaño,

la negligencia y la deslealtad de los pastores.

 

Ezequiel 34:2  Hijo del hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza,

y diles á los pastores: Así ha dicho el Señor Jehová: ­Ay de los pastores

de Israel, que se apacientan á sí mismos! ¿

No apacientan los pastores los rebaños?

 

Ezequiel 34: 3-6

Las razones porque Dios amenaza los pastores con destituirles de su cargo.

 

Ezequiel 34:3  Coméis la grosura, y os vestís de la lana: la gruesa degolláis,

no apacentáis las ovejas.

Ezequiel 34:4  No corroborasteis las flacas, ni curasteis la enferma:

no ligasteis la perniquebrada, ni tornasteis la amontada,

ni buscasteis la perdida; sino que os habéis enseñoreado de ellas

con dureza y con violencia;

 

Ezequiel 34:5  Y están derramadas por falta de pastor; y fueron para

ser comidas de toda bestia del campo, y fueron esparcidas.

Ezequiel 34:6  Y anduvieron perdidas mis ovejas por todos los montes,

y en todo collado alto: y en toda la haz de la tierra fueron derramadas

mis ovejas, y no hubo quien buscase, ni quien requiriese.

 

Ezequiel 34: 3-6  Según los Apuntes de Gill, con otras inclusiones

vinculadas:

 

Versículo 3.  Coméis la grosura...Las versiónes de los Setenta,

de la Vulgata, y árabe lo traducen como “la leche”; las palabras para

la gruesa y la leche son distintos solamente en los puntos

(en la lengua hebrea), que no era ilegal,

porque ¿quién alimenta al rebaño sin comer de la leche del rebaño?

.

(1 Corintios 9:7  ¿....quién planta viña, y no come de su fruto?

¿ó quién apacienta el ganado, y no come de la leche del ganado?)

A condición de que se lo hiciera con moderación, comiendo algunos pero

no todos; sin embargo, estos gobernantes chuparon demasiado

a sus súbditos, les oprimieron con impuestos grandes,

y tomaron su substancia en sus propios manos.

La traducción del Targum (el nombre de la traducción aramaica)

es, “coméis los buenos”.

 

Poseyeron el mejor de su substancia, como hicieron los gobernantes

eclesiásticos, los cuales eran pastores codiciosos,

nunca tuvieron suficiente.

Miraron a su provecho, por su cabo,

y comieron las casas de las viudas.

 

(Isaías 56:11  Y esos perros ansiosos no conocen hartura;

y los mismos pastores no supieron entender: todos ellos miran á sus

caminos, cada uno á su provecho, cada uno por su cabo.)

 

(Mateo 23:14  Ay de vosotros, escribas y Fariseos, hipócritas! porque

coméis las casas de las viudas, y por pretexto hacéis larga oración:

por esto llevaréis mas grave juicio.)

 

(Mateo 6: 7  Y orando, no seáis prolijos, como los Gentiles; que piensan

que por su parlería serán oídos.)

 

Dios pide oraciones cortas, sencillas y sinceras; no exige ni quiere farsas

dramáticas y públicas.

Desgraciadamente, en general no es así hoy día, sino vemos

representaciones teatrales.

Cristo y los apóstolos hicieron milagros poderosos con frases cortas

y sencillas.

 

Marco 4:39  Y levantándose (Cristo), increpó al viento, y dijo á la mar:

Calla, enmudece. Y cesó el viento, y fué hecha grande bonanza.

 

Juan 11:43  Y habiendo dicho (Cristo) estas cosas, clamó á gran voz:

Lázaro, ven fuera.

 

Hechos 9:40  Entonces echados fuera todos, Pedro puesto de rodillas,

oró; y vuelto al cuerpo, dijo: Tabita, levántate.

Y ella abrió los ojos, y viendo á Pedro, incorporóse.

 

os vestís de la lana: la lana pura, come dice el Targum, lo mejor de ello;

desplumaron el rebaño, y despojaron a la gente de sus riquezas;

y no les importa más que sus propios intereses y sus estómagos.

 

Los que comen, o, la gruesa, degolláis, (q)

Acusaron a los más ricos entre la gente de crimenes capitales para

imponer la pena de muerte con el  pretexto de que sea justicia,

y apoderarse de sus propiedades.

 

pero no apacentáis las ovejas, es decir, no han gobernado bien la gente,

por hacer la justicia y juicio entre los hombres, como es propio

de magistrados civiles, no pronunciaron palabras de fe ni de doctrina sana,

para alimentar las almas de los hombres, que es deber del los que

presiden en la iglesia de Dios.

 

Ezequiel 34:7-10 y el Señor promete que tomará el cuidado del rebaño

sobre Sí, que buscará Sus ovejas, y los alimentarán, y hará toda para ellos.

 

Ezequiel 34:7  Por tanto, pastores, oid palabra de Jehová:

Ezequiel 34:8  Vivo yo, ha dicho el Señor Jehová, que por cuanto

mi rebaño fué para ser robado, y mis ovejas fueron para ser comidas

de toda bestia del campo, sin pastor; ni mis pastores buscaron mis ovejas,

sino que los pastores se apacentaron á sí mismos,

y no apacentaron mis ovejas;

Ezequiel 34:9  Por tanto, oh pastores, oid palabra de Jehová:

 

Ezequiel 34:10  Así ha dicho el Señor Jehová: He aquí, yo á los pastores;

y requeriré mis ovejas de su mano, y haréles dejar de apacentar las ovejas:

ni los pastores se apacentarán más á sí mismos; pues yo libraré mis ovejas

de sus bocas, y no les serán más por comida.

 

Ezequiel 34:7-10 Según los Apuntes de Gill

 

Versículo 7 Entonces, pastores, oíd la palabra del Señor] O,

como declara el Targum, “gubernadores”, civiles y eclesiásticos;

reyes y príncipes, y magistrados; profetas y profesores de la gente,

quienes deberían haber escuchado la palabra de gracia,

las doctrinas de las Escrituras, y con ellas hubieran alimentado la gente,

pero como vosotros no lo habéis hecho, oíd las palabras amenazadoras

que declara el Eterno Dios, y el castigo justo que causaré a vosotros.

.

Versículo 8 Vivo yo, declara el Señor etcétera].  Es juramento,

que Dios juró en Su ira, siendo provocado por los pastores debido

a su mal administración.

 

Por cuanto mi rebaño fué para ser robado,

y mis ovejas fueron para ser comidas de toda bestia del campo,

sin pastor; una presa a todos los reinos del la gente, sin gubernador,

como declara el Targum, o una presa a profesores falsos,

porque no había pastores espirituales para cuidar de ellos.

 

ni mis pastores buscaron a mis ovejas, que fueron esparcidas,

y en cautiverio, y fueron presa a otros; aun a los que Dios había nominado,

como los reyes de Israel, sus sacerdotes y sus profetas,

porque su gobierno civil, y jerarquía eclesiástica fueron de Dios,

aunque sus propósitos no fueron realizados, ni las personas con cargos

oficiales no cumplieron con su deber.

 

sino que los pastores se apacentaron á sí mismos,

y no apacentaron a mis ovejas

 

Ezequiel 34: 11-16 Según los Apuntes de Gill

 

Entonces, Dios amenaza con castigo a los fuertes del rebaño,

que han oprimido los flacos.

Versículo 11: Así ha dicho el Señor Jehová etcétera] Visto

que los pastores son tan negligentes, descuidados, y crueles:

 

He aquí, yo, yo requeriré mis ovejas, como hizo en cuanto a los judíos,

en cada país donde estaban, y sus escogidos en todo país donde están

Es Dios omnisciente, y conoce los Suyos, y

llama Sus ovejas por nombre; conoce los lugares donde están;

porque ha arreglado los límites de su habitacion,

y se regocija en las partes habitables de la tierra, donde conoció que

estarían, aun antes de la fundación del mundo.

Conoce el tiempo para descubrirles, que El mismo ha arreglado,

y que es tiempo de amor, y tiempo de vida; y puede distinguirles

a pesar de la suciedad que han recibido por sus pecados y transgresiones,

y debido a la muchedunbre que les rodea.

 

Es el Dios omnipotente,

que puede librarles de cualquier mano, dondequiera que estén,

o en cualquier condición o estado se hallan; aunque estén en las manos

de Satanás, en las zarpas de ese leon que devora, y en un hoyo sin agua,

en hoyo horroroso, el fango y la arcilla: El que lo dice es el dueño

y propietario de ellos;

Y es porque les busca, y les descubre,

Y lo repita para confirmarlo,

Y para mostrar la vehemencia de su cariño hacia ellos,

y como está empeñado en hacerlo, y como está deseoso y resuelto

en su búsqueda de ellos.

 

Busca a su pueblo escogido entre las ruinas de la caída de Adán,

en la cual ellos cayeron como otros; entre los hombres del mundo,

donde están, entre el polvo de la tierra, donde están echadas su pieza

perdida de plata, y las perlas,

Entre las montañas de pecado y fariseísmo,

donde vagan estas ovejas; y nunca deja de buscar hasta que les haya

encontrado.  Lo que le obliga no es su natura, porque no son mejores

que otros, ni su número, porque son pocos;

sino Su amor para con ellos, la relación en que está con ellos como

u pastor, Su interés y propiedad en ellos, Su pacto por su parte,

y también Su propia gloria.

 

La Increpación de los Pastores

 

Jeremías 2:8  Los sacerdotes no dijeron: ¿Dónde está Jehová?

y los que tenían la ley no me conocieron; y los pastores se rebelaron

contra mí, y los profetas profetizaron en Baal,

y anduvieron tras lo que no aprovecha.

 

Jeremías 10:21  Porque los pastores se hacen brutales,

y no buscaron á Jehová: por tanto no prosperaron,

y todo su ganado se esparció.

 

Jeremías 12:10  Muchos pastores han destruído mi viña,

hollaron mi heredad, tornaron en desierto y soledad mi heredad preciosa.

 

Jeremías 22:22  A todos tus pastores pacerá el viento, y tus enamorados

irán en cautiverio: entonces te avergonzarás y te confundirás á causa

de toda tu malicia.

 

Jeremías 23:1  ¡AY de los pastores que desperdician y derraman

las ovejas de mi majada! dice Jehová.

 

Jeremías 23:2  Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de Israel á los pastores

que apacientan mi pueblo: Vosotros derramasteis mis ovejas,

y las espantasteis, y no las habéis visitado: he aquí yo visito sobre

vosotros la maldad de vuestras obras, dice Jehová.

 

La Increpación de los Profetas

 

Jeremías 23:9  A causa de los profetas mi corazón está quebrantado

en medio de mí, todos mis huesos tiemblan; estuve como hombre borracho,

y como hombre á quien dominó el vino, delante de Jehová y delante de las

palabras de su santidad.

Jeremías 23:10  Porque la tierra está llena de adúlteros: porque á causa

del juramento la tierra está desierta; las cabañas del desierto se secaron;

la carrera de ellos fué mala, y su fortaleza no derecha. Jeremías 23:11 

Porque así el profeta como el sacerdote son fingidos:

aun en mi casa hallé su maldad, dice Jehová.

 

Jeremías 23:12  Por tanto, como resbaladeros en oscuridad les será

su camino: serán empujados, y caerán en él: porque yo traeré mal sobre

ellos, año de su visitación, dice Jehová.

Jeremías 23:13  Y en los profetas de Samaria he visto desatinos:

profetizaban en Baal, é hicieron errar á mi pueblo Israel.

Jeremías 23:14  Y en los profetas de Jerusalem he visto torpezas:

cometían adulterios, y andaban en mentiras, y esforzaban las manos

de los malos, para que ninguno se convirtiese de su malicia:

fuéronme todos ellos como Sodoma, y sus moradores como Gomorra.

 

Jeremías 23:15  Por tanto, así ha dicho Jehová de los ejércitos contra

aquellos profetas: He aquí que yo les hago comer ajenjos,

y les haré beber aguas de hiel; porque de los profetas de Jerusalem

salió la hipocresía sobre toda la tierra.

Jeremías 23:16  Así ha dicho Jehová de los ejércitos:

No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan:

os hacen desvanecer; hablan visión de su corazón,

no de la boca de Jehová.

Jeremías 23:17  Dicen atrevidamente á los que me irritan:

Jehová dijo: Paz tendréis; y á cualquiera que anda tras la imaginación

de su corazón, dijeron: No vendrá mal sobre vosotros.

 

Jeremías 23:18  Porque ¿quién estuvo en el secreto de Jehová,

y vió, y oyó su palabra? ¿quién estuvo atento á su palabra, y oyó?

Jeremías 23:19  He aquí que la tempestad de Jehová saldrá con furor;

y la tempestad que está aparejada, caerá sobre la cabeza de los malos.

Jeremías 23:20  No se apartará el furor de Jehová, hasta tanto que haya

hecho, y hasta tanto que haya cumplido los pensamientos de su corazón:

en lo postrero de los días lo entenderéis cumplidamente.

 

Jeremías23:21  No envié yo aquellos profetas, y ellos corrían:

yo no les hablé, y ellos profetizaban.

Jeremías23:22  Y si ellos hubieran estado en mi secreto, también hubieran

hecho oir mis palabras á mi pueblo; y les hubieran hecho volver de su mal

camino, y de la maldad de sus obras.

Jeremías 23:23  ¿Soy yo Dios de poco acá, dice Jehová,

y no Dios de mucho ha?

 

Jeremías 23:24  ¿Ocultaráse alguno, dice Jehová, en escondrijos que

yo no lo vea? ¿No hincho yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?

Jeremías 23:25  Yo he oído lo que aquellos profetas dijeron,

profetizando mentira en mi nombre, diciendo: Soñé, soñé.

Jeremías 23:26  ¿Hasta cuándo será esto en el corazón de los profetas

que profetizan mentira, y que profetizan el engaño de su corazón?

 

Jeremías 23:27  ¿No piensan como hacen á mi pueblo olvidarse

de mi nombre con sus sueños que cada uno cuenta á su compañero,

al modo que sus padres se olvidaron de mi nombre por Baal?

Jeremías 23:28  El profeta con quien fuere sueño, cuente sueño;

y el con quien fuere mi palabra, cuente mi palabra verdadera.

¿Qué tiene que ver la paja con el trigo? dice Jehová.

Jeremías 23:29  ¿No es mi palabra como el fuego, dice Jehová,

y como martillo que quebranta la piedra?

Jeremías23:30  Por tanto, he aquí yo contra los profetas, dice Jehová,

que hurtan mis palabras cada uno de su más cercano.

 

Jeremías 23:31  He aquí yo contra los profetas, dice Jehová,

que endulzan sus lenguas, y dicen: El ha dicho.

Jeremías 23:32  He aquí yo contra los que profetizan sueños mentirosos,

dice Jehová y contáronlos, é hicieron errar á mi pueblo con sus mentiras

y con sus lisonjas, y yo no los envié, ni les mandé; y ningún provecho

hicieron á este pueblo, dice Jehová.

Jeremías 23:33  Y cuando te preguntare este pueblo, ó el profeta,

ó el sacerdote, diciendo: ¿Qué es la carga de Jehová? les dirás:

¿Qué carga? Os dejaré, ha dicho Jehová.

 

Jeremías 23:34  Y el profeta, y el sacerdote, ó el pueblo, que dijere:

Carga de Jehová; yo enviaré castigo sobre tal hombre y sobre su casa.

Jeremías 23:35  Así diréis cada cual á su compañero,

 y cada cual á su hermano: ¿Qué ha respondido Jehová,

y qué habló Jehová?

Jeremías 23:36  Y nunca más os vendrá á la memoria decir:

Carga de Jehová: porque la palabra de cada uno le será por carga;

pues pervertisteis las palabras del Dios viviente, de Jehová de los ejércitos,

Dios nuestro.

 

Jeremías 23:37  Así dirás al profeta: ¿Qué te respondió Jehová,

y qué habló Jehová?

Jeremías 23:38  Mas si dijereis: Carga de Jehová: por eso Jehová dice así:

Porque dijisteis esta palabra, Carga de Jehová, habiendo enviado

á deciros: No digáis, Carga de Jehová:

Jeremías 23:39  Por tanto, he aquí que yo os echaré

en olvido, y os arrancaré de mi presencia, y á la ciudad que

os dí á vosotros y á vuestros padres;

Jeremías 23:40  Y pondré sobre vosotros afrenta perpetua,

y eterna confusión que nunca borrará el olvido.

 

Vale notar que el libro de Jeremías fue escrito en realidad a todas

las naciones de la tierra y está  totalmente al día,

y muy pertinente a nosotros hoy día.

 

Jeremías 25:17  Y tomé el vaso de la mano de Jehová,

y dí de beber á todas las gentes á las cuales me envió Jehová:

 

Jeremías 25:26  Y á todos los reyes del aquilón, los de cerca y los de lejos,

los unos con los otros; y á todos los reinos de la tierra que están sobre

la haz de la tierra: y el rey de Sesach beberá después de ellos.

 

Jeremías 25:29  Porque he aquí, que á la ciudad sobre la cual es invocado

mi nombre yo comienzo á hacer mal; ¿y vosotros seréis absueltos?

No seréis absueltos: porque espada traigo sobre todos los moradores

de la tierra, dice Jehová de los ejércitos.

 

Jeremías 25:30  Tú pues, profetizarás á ellos todas estas palabras,

y les dirás: Jehová bramará desde lo alto, y desde la morada

de su santidad dará su voz: enfurecido bramará sobre su morada;

canción de lagareros cantará contra todos los moradores de la tierra.

 

Jeremías 25:31  Llegó el estruendo hasta el cabo de la tierra;

porque controversia tiene Jehová con las gentes: él rogará con toda carne;

entregará los impíos á cuchillo, dice Jehová.

 

Jeremías 25:32  Así ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí que el mal

sale de gente en gente, y grande tempestad se levantará

de los fines de la tierra.

 

Jeremías 25:33  Y serán muertos de Jehová en aquel día desde un cabo

de la tierra hasta el otro cabo; no se endecharán, ni se recogerán,

ni serán enterrados; como estiércol serán sobre la haz de la tierra.

 

          Tenemos que hacernos discípulos verdaderos de Jesucristo

          para salir de este dilema

 

                 Qué vas a hacer antes de que sea demasiado tarde?

 

                    Documento:  La Obediencia es la única vía de evasión

 

         Bottom Picture 2010-02-06_200329

 

                                                         Mensajes De Peter James

             

                                                     Fine